Historia, nace nuestro colegio

Surge de la voluntad o la intención educativa de un grupo de profesionales de la educación, quienes quisieron plasmar en una obra concreta, su vocación de servicio.

 

En el otoño de 1996, se da inicio al primer paso de este sueño con la adquisición una pequeña parcela de 5.000 m 2 . Estaba ubicada en el límite de la Comuna de Maipú y Padre Hurtado, al costado sur poniente de la Ciudad Satélite, para dar respuesta a la demanda educativa a una comunidad que surge como un complejo habitacional con un alto índice de niños y gente joven.

 

Se compró esta propiedad en Febrero de 1996 y de inmediato nos dimos a la tarea de hacer el proyecto de construcción del futuro colegio, el cual contaría en esta primera etapa con un primer piso, de 6 salas, dependencia de profesores y 4 oficinas, un segundo piso con 8 aulas, además de multicancha y un amplio patio con un sector pavimentado. Dos salas del primer piso con baños, se dejarían para la sección Prebásica. Este sector quedaría separado por un muro del resto del colegio y contaría, además, con su propio patio.

 

Las clases comenzaron el 3 de Marzo de 1997. El colegio comenzó con 145 alumnos, con cursos de Prekinder a 6° Año Básico., con 13 profesores, 3 directivos, 1 inspector,
1 secretaria y 5 auxiliares.

 

Se debe señalar que desde sus inicios, desde el ideario, desde la construcción de este Centro Educativo, participó de esta visión, en la elaboración y concreción de este proyecto educativo, nuestro actual Director don Armando Pineda Quezada, Profesor de Inglés .

 

Nos acompañó también en nuestros comienzos, la señorita Zulema Valenzuela Guajardo, profesora de vasta experiencia, la cual fue Jefe Técnico durante los cinco primeros años de vida del Castelgandolfo.

 

Han pasado 17 años y hoy contamos con más de 800 alumnos de Prekinder a 4° Medio. Debemos recordar que en el año 1999 se incorporaron 5000 mt 2 de terreno y nuevas salas de clases. Testimonio de esto es nuestra insignia, que busca ser voz de este sueño:

Las llaves del saber “La educación que abre las puertas del éxito”

 

La paloma “Volar con las propias alas, buscando nuevos horizontes”

 

El libro …”La herramienta del saber, cada día crecer”

 

 

El tiempo ha transcurrido y la mayoría de los objetivos iniciales se han ido cumpliendo: un colegio científico – humanista de jornada completa, donde las asignaturas y talleres no sólo se realizan en las salas de clases, sino también, en ocasiones, bajo los árboles y en otras dependencias del colegio.

 

¿Por qué este nombre de Colegio Castelgandolfo?

Se debe en buena medida al nombre de la calle donde está ubicado el establecimiento. Por el sector de Ciudad Satélite de Maipú, la calle se llama Lago Castelgandolfo. Este nombre nos pareció apropiado y así lo aprobó el Ministerio de Educación.

 

El colegio comenzó a funcionar, además de los alumnos, con 13 profesores, 3 directivos, 1 inspector, 1 secretaria y 5 auxiliares. Hoy trabaja en nuestro colegio un selecto grupo de profesores, un grupo directivo comprometido con la labor educativa, un excelente estamento orientador, un importante equipo de inspectores, gran personal administrativo y un gran grupo de funcionarios de aseo y servicios que conocen el nombre de cada niño y nos ayudan a cuidarlos en todo instante. Es grato señalar, además, que el Centro de Padres y los apoderados de nuestro establecimiento trabajan mano a mano con el colegio y nos ayudan día a día.

 

El tiempo ha transcurrido y la mayoría de los objetivos iniciales se han ido cumpliendo: un colegio científico – humanista de jornada completa, donde los subsectores y talleres no sólo se realizan en las salas de clases, sino también bajo los árboles y en otras dependencias del colegio. Nuestro grupo de gestión trabaja para ir mejorando día a día, reconociendo y aprendiendo de nuestros errores.

 

Formar un colegio es caminar todos los días entre niños, es escuchar a cada instante voces, risas y cantos. Es verlos jugar y compartir con ellos. Al crear un colegio se vive la experiencia de recibir niños tímidos en Pre kinder y despedirlos seguros de sí mismos en 4° medio.

 

El Colegio Castelgandolfo será siempre un colegio familiar, donde todo el mundo se conoce.

 

Somos un lugar donde se respira armonía y deseamos que nuestros alumnos vengan con agrado al colegio. Creo que lo estamos logrando, cuando suenan los timbres para partir de regreso a sus casas muchos siguen jugando y no se quieren retirar.

 

 

“Queremos formar niños optimistas, seguros de sí mismos y lo más importante, con alegría de vivir.”

 

Isaúl Navarro Zapata

Profesor de Estado

Representante Legal

Colegio Castelgandolfo